La empresa Ricoh junto con Ayuda en Acción lanzaron hace más de dos años el proyecto MAK3RS, dentro del programa aquí también, a través del cual la ONG apoya a la infancia en riesgo de exclusión social en España. 

El objetivo del proyecto es apoyar a jóvenes de secundaria en situación de vulnerabilidad a través de los Centros Educativos, y fomenta una igualdad de oportunidades desarrollando sus competencias digitales a partir de la formación en robótica e impresión 3D. 

El proyecto Mak3RS by Ricoh concluirá el año pasado en diciembre con un total de ochenta y siete docentes formados y 1.367 estudiantes beneficiados.

El objetivo del proyecto es acercar la impresión 3D a once escuelas de escasos recursos en todo el territorio español, para reducir la Brecha Digital, y a demás despertar interés por la Ciencia y la Tecnología en los jóvenes con riesgo de exclusión y mejorar su preparación para las profesiones del futuro. 

La colaboración de la empresa Ricoh nos ha permitido ampliar la formación de nuestros estudiantes en el ámbito de la  impresión 3D. 

El objetivo último es que esta formación en Tecnologías Emergentes ayude al alumnado que participa en nuestro programa tener oportunidades de futuro y romper el Círculo de la Pobreza en el que actualmente viven ellos y sus familias” explica José Antonio Estévez, Responsable de Innovación en Ayuda en Acción. 

Este proyecto ha implicado a todos los empleados de esta empresa, unos dos mil en España, esta iniciativa nació de los empleados y fue financiada por ellos a través de crowdfounding, y gracias a diferentes acciones como:

La Venta de Camisetas, La Donación de Lotes de Navidad, Los Desayunos Solidarios y La Carrera Solidaria que se hace en Sant Cugat, explica Laura Rodríguez, responsable de RSC de Ricoh España. 

En el marco de este proyecto MAK3RS, ha donado equipos de impresión 3D o fabricación aditiva a once centros educativos de secundaria repartidos por todo el territorio español: Valencia, Zaragoza, Oviedo, Bilbao, Barcelona (dos centros), Vitoria, La Coruña, Madrid, Palma de Mallorca y Málaga. 

Además, veintiséis voluntarios de la compañía han formado a los profesores de los centros para poder enseñar a los jóvenes a utilizar la tecnología.

Y asimismo, esta compañía ha puesto a disposición de las escuelas el material de apoyo necesario para trabajar en clase.

En La Coruña (Galicia), Mak3RS by Ricoh ha acercado la tecnología 3D a la escuela rural CPI Plurilingüe Virxe da Cela donde, tras la donación de la impresora 3D y las sesiones de formación al profesorado, la emplean tanto los alumnos y alumnas de Educación Primaria, en este Proyecto Interdisciplinar del centro para la elaboración de objetos útiles para la vida diaria como los alumnos de la Educación Secundaria Obligatoria en las clases de Tecnología. 

Desde un punto de vista pedagógico, el uso de esta Nueva Tecnología 3D permite, de una forma sencilla, con la creación de modelos 3D desarrollando así la Inteligencia Espacial y la creatividad, al tiempo que se fortalece el razonamiento lógico, la Competencia Digital y la capacidad para poder resolver problemáticas, explica Camino Pereiro, directora del centro. 

Beatriz Varela Martínez-Barbeito, es responsable de la delegación de Ayuda en Acción Galicia, subraya que “Es especialmente importante para Centros Educativos de Zonas Rurales facilitar el acceso a la tecnología y mostrar a todo su alumnado que se pueden formar en el futuro en aquellas carreras que se propongan, incluidas las técnicas”. 

José Antonio Ramos, Director de la delegación de Galicia de Ricoh España, destaca “El entusiasmo de todo el equipo de este centro escolar, que está aprovechando al máximo esta iniciativa con un resultado excelente.

Aunque a modo de ejemplo, el porcentaje de alumnado femenino del centro que sigue Estudios de Ciencias es muy superior a la media del resto de centros de secundaria de Galicia.

Aunque no hay que olvidar que el acceso a este tipo de oportunidades en Escuelas Rurales es más limitado que en entornos urbanos. 

Aunque por otra parte, en Zaragoza, Mak3RS by Ricoh está presente en el Instituto de Enseñanza Secundaria Pedro Luna donde se ha donado la impresora 3D y los voluntarios Ricoh han formado en dos sesiones a diecisiete profesores y profesorasIsabel Neila, es responsable de la delegación de Ayuda en Acción en Zaragoza, destaca “El buen uso que se ha hecho de la donación y cómo se ha integrado en el Proyecto Educativo y, especialmente, la implicación del profesorado y el alumnado”. 

En concreto, alumnos de 3º de ESO del centro zaragozano han creado el Robot PrintBot Evolution, se trata de un Coche Teledirigido que incluye piezas realizadas con la impresora 3D por alumno de 2º de ESO, que se puede controlar desde un teléfono móvil, por medio de bluetooth.

Otro ejemplo del uso de la tecnología 3D de Mak3rs by Ricoh en alumnos de secundaria en el Centro CEIP San Pedro de los Arcos de Oviedo, donde los Voluntarios de la Compañía han realizado dos sesiones de formación sobre la impresión 3D y han entregado el material didáctico e informático de apoyo.

El centro está empleando la impresión 3D o fabricación aditiva como recurso que ayuda al cambio metodológico, y además, el alumnado ha participado con la impresión 3D o la fabricación aditiva de diferentes objetos relacionados, con los robots del programa de Programación Informática y Robótica del centro.

 

Ayuda a jovenes gracias a la Impresión 3D
Puntúa nuestras web