La empresa FabRx es una startup creada por miembros formados en el University College London que han visto el potencial de la tecnología de impresión 3D o fabricación aditiva para fabricar medicamentos y dispositivos sanitarios personalizados. Entre sus promotores figuran el Director de Formulación Abdul Basit, el Director de Tecnología Simon Gaisford, de Impresión 3D o fabricacion aditiva, el Director no ejecutivo Bill Lindsay y un español de origen gallego llamado Alvaro Goyanes, director de Desarrollo.
Con motivo del lanzamiento de una campaña de financiación para la obtención de al menos 56.000 euros con los que seguir sosteniendo su actividad y sus desarrollos, Goyanes ha declarado a El Correo Gallego que son muchas las ventajas de la impresión 3D o fabricación aditiva en el campo farmacéutico. La tecnología 3D afirma que se puede utilizar para poder crear medicamentos que contienen las dosis exactas de fármaco que un paciente necesita en un solo imprimido (medicina impresa en 3D).
Además, ofrece la posibilidad de crear un sistema de medicina personalizada controlado por ordenador, donde la dosis puede ser diferente cada día de la semana, por lo que no sería necesario partir comprimidos o tomar muchos juntos.
Es posible, también, incorporar múltiples fármacos dentro de un imprimido para hacer combinaciones de diferentes fármacos. Asimismo es posible preparar medicamentos que se disuelven en la boca para lograr efecto más rápido o que liberan el fármaco durante todo el día para lograr un efecto prolongado”.
La idea inicial que tuvieron los miembros de FabRx era utilizar una impresora 3D de caramelos, y más concretamente la Magic Candy Factory, como base para crear una nueva máquina que debería ser capaz, debido a que utilizará la misma Tecnología 3D, de fabricar medicamentos mucho más interesantes y sobre todo atractivos para los niños, visualmente hablando. Todo esto, está basado en la buena acogida que ya tuvieron sus placebos impresos en 3D utilizando materiales biocompatibles, esta es una solución muy interesante que crearon tomando como base un prototipo basado en la conocida tecnología de impresión 3D FDM.
FabRx ha desarrollado una Polipíldora denominada Printlet con formulaciones masticables similares a las gominolas y con una amplia gama de formas, tamaños, colores, texturas y sabores para hacerlas más atractivas para diferentes grupos de pacientes, particularmente a los jóvenes o los ancianos, lo que facilita el cumplimiento del tratamiento. FabRx puede fabricar Printlets con una gama de Excipientes Farmacéuticos generalmente reconocidos como seguros (GRAS). 
La selección adecuada de excipientes permite a FabRx a diseñar Printlets que posee cualquier perfil de liberación de fármaco deseado, y que va desde la liberación inmediata hasta la liberación sostenida y diferida (incluido el orden cero). Las pruebas de liberación de los distintos fármacos se realizaron en un Modelo de Disolución Dinámica que modula el pH a lo largo del tiempo, simulando exactamente las diferentes condiciones gastrointestinales durante el tránsito. Utiliza software CAD para poder diseñar tabletas antes de la impresión 3D o fabricación aditiva. Así podemos fabricar pastillas de cualquier geometría, incluidas aquellas que no se pueden obtener con la compactación en polvo. La fabricación aditiva o la impresión 3D de extrusión semisólida convierte el material semisólido en impresiones 3D masticables. 
FABRX, IMPRESIÓN 3D DE FÁRMACOS PERSONALIZADOS
Puntúa nuestras web